Marcos Baghdatis Never Stop Pushing

Marcos Baghdatis

"A largo plazo quiero volver a estar en el top 20, lo que significa que tendré que trabajar aún más”.

挑戦は続く

Con ganas de más

Marcos Baghdatis no puede recordar una etapa en la que no estuviera pisando la pista de tenis. Sus dos hermanos mayores se encargaron de traspasarle el amor que sentían por este deporte. Apenas empezó andar aprendió también a coger una raqueta y desde los cuatro años soño con ser jugador profesional. Su trayectoria le ha llevado a alcanzar el octavo puesto del ránking ATP, así que cumplió con creces lo que anhelaba: "Cuando vi la final de Wimbledon en el año 92 entre Andre Agassi y Goran Ivanisevic supe que yo quería estar ahí y ser como ellos".

Andre Agassi fue desde siempre su ídolo. El primer Grand Slam logrado por el tenista estadounidense se convirtió en un evento motivador para que Baghdatis se lanzara a cumplir sus ambiciones. Marcos sabía que alcanzar sus sueños supondría afrontar grandes cambios en su vida. Sus padres decidieron que para progresar el primer paso necesario era dejar Chipre, su país natal. Le enviaron a una academia en París, lo que supuso un movimiento crucial para convertirse en una joven estrella del tenis. Su familia siempre ha sido su punto de apoyo más importante y le ha ayudado a mantener una actitud luchadora: "El tenis es un deporte individual, estás solo. No tienes compañeros que te puedan motivar o apoyarte como ocurre en el fútbol. Por eso necesitas tener un equipo fuerte que esté siempre contigo fuera de la pista".  

A día de hoy, Marcus tiene que combinar su vida personal con la profesional. Ser padre le ha cambiado el día a día aunque no quiere que eso influya en su carrera. De hecho, su objetivo de cara al futuro es ambicioso: "Me gustaría verme en el top 20 otra vez, lo que significa que tendré que trabajar aún más para conseguirlo".  

Los JJOO de Río serán los terceros para Marcos Baghdatis y se han convertido en un objetivo primordial en su calendario: "El primer paso es acercarse a las medallas. A partir de ahí todo puede pasar. Sería un sueño ganar un oro para mi país, pero será difícil". En sus más de diez años en la élite Marcos ha tenido que adaptar rutinas y adaptarse a los cambios que ha experimentado el tenis, un deporte cada vez más exigente a nivel físico y mental: "Tengo una rutina prepartido muy estricta que me ayuda a concentrarme. Es determinante y consta básicamente de todo lo que hago antes de un partido, desde preparar la bolsa hasta el momento en el que piso la pista. Creo que el 90% de las cosas que hago antes de un partido las hago exactamente de la misma manera. 

Baghdatis afronta su 14ª temporada de carrera profesional y ahora más que nunca necesita una mentalidad "Never Stop Pushing": "Son tres palabras que no solo se identifican con mi profesión, sino también con mi vida personal, con la de todos. Siempre necesitas exigirte un poco más para seguir mejorando. Siempre habrá nuevas cosas por hacer y más retos que superar. No podemos permitirnos quedarnos parados. No hay tiempo que perder". 

Line Separator

Conecta con Marcos:

Facebook Logo

Web oficial >